Making a murderer: ¿cuánto confías en el sistema?

Últimamente estoy en una búsqueda contínua de series documentales de calidad, y estoy encontrando auténticas joyas. Una de ellas ya os la recomendé en otro post: ‘The keepers’, la investigación de un crimen que acaba destapando un escándalo de pedofilia en la Iglesia de Baltimore. Y ahora os traigo esta serie de Netflix que os guste o no, seguro que no os deja indeferentes.

A lo largo de 10 años, Laura Ricciardi y Moira Demos, documentan la historia de Steven Avery, que fue condenado a los 23 años por violación e intento de homicidio y fue enviado a la cárcel. Después de pasar entre rejas 18 años, una prueba de ADN lo exonera y apunta directamente al culpable: Gregory Allen, un hombre violento que para aquel momento ya estaba en la cárcel cumpliendo una condena de 60 años por crímenes de la misma naturaleza.

Making a murderer: ¿cuánto confías en el sistema?
Steven Avery en 1985, cuando fue condenado por violación

Desde el inicio, queda en evidencia la cantidad de errores que cometió la policía del condado de Manitowoc y cómo desde el momento en el que tuvieron conocimiento de la violación, centraron todos sus esfuerzos en encontrar pruebas que condenaran a Steven. Ni siquiera se consideraron otros sospechosos. Para ellos, Avery era el culpable y tenían que conseguir que lo condenaran, aunque nunca hubiera cometido crímenes como este. Los Avery vivían alejados del pueblo, en su desguace, y no se mezclaban demasiado con el resto. Además, Avery había tenido una serie de altercados con su prima, la mujer del Sherrif de Manitowoc. Suma todo eso y añádele una falta completa de conciencia y escrúpulos y obtendrás lo que retrata esta serie: un hombre inocente que se pasa casi dos décadas en prisión.

Cuando al fin es liberado en 2003 y una vez de vuelta en casa, Steven se asesora y decide presentar una demanda federal de 36 millones de dólares contra el condado de Manitowoc, Thomas Kocourek (el sheriff que llevó su caso) y el antiguo fiscal del distrito, Denis Vogel. en un intento por hacer que alguien asumiera la responsabilidad de un error tan grave y para evitar que volviera a ocurrir algo así. En un momento en el que Avery ya representaba una vergüenza para la policía del condado al dejar en evidencia su poca profesionalidad, se añade una suma tan grande de dinero que las arcas de Manitowoc serían imposibles de pagar.

En pleno proceso de juicio y negociaciones ocurre algo que dará un vuelco a la historia: una joven periodista, Teresa Halback, desaparece el 31 de octubre de 2005 y Steven Avery es acusado de asesinato. Comienzan a suceder aquí una serie de despropósitos y conspiraciones con el único propósito de volver a meterlo en la cárcel. En este caso tampoco se tienen en cuenta otros sospechosos, los Avery son expulsados de su casa gracias a una orden judicial que permite a la policía registrar la propiedad durante 18 días , se plantan pruebas y se apoya todo en la confesión de un chico de 16 años con problemas de aprendizaje que luego acaba confesando que todo lo que había dicho era mentira, aunque ya a nadie la importaba.

Making a murderer: ¿cuánto confías en la justicia?
Steven Avery, camino a su juicio por el asesinato de Teresa Halback

No quiero desvelar nada más porque en esta serie hay mucha tela que cortar y me gustaría que fueráis vosotros mismos los que descubrieráis todo el entramado y su resultado final, mientras os quedáis con la boca abierta unas cuantas veces. Seguro que como a mí, los abogados que llevan el segundo juicio de Avery os parecerán estrellas del rock, desmontando y tratando de mostrar cómo se entreteje una conspiración y cómo aquello de que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario no es más que una mentira para hacernos sentir mejor. De hecho, la serie ha sido tal éxito que en el año 2015 se creó una petición popular a la Casa Blanca para que investigara el caso, y Obama se tuvo que pronunciar sobre ello.

No os lo perdáis, os prometo que en cuánto empecéis no podréis dejarlo hasta ver los 10 capítulos. Y si luego os sabe a poco, pensad que Netflix ya ha anunciado segunda temporada así que, ¿a qué esperáis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s